• La mayor parte de sus viviendas son de autoconstrucción, desafiando incluso la abrupta ladera de su montaña
  • El Mercado Agrícola Comarcal, la ampliación de la residencia sociosanitaria y los centros Cívico y Multifuncional, máximas expectativas de futuro inmediato

  • Ángel Trujillo, único alcalde socialista de Guía, Brígida Mendoza, ex consejera de Sanidad de Canarias, Juan José Díaz, vicedecano en la ULPGC, Juan Díaz, futbolista fallecido, y su hijo Juan Andrés, gerente en la Universidad Complutense, son ejemplos de notables ciudadanos nacidos o educados en La Atalaya
  • Braulio impulsó en 1971 su carrera artística ganando el II Festival de la Canción del Norte en la misma localidad

Amado Moreno

Las penurias con que la última crisis ha castigado a centenares de sus familias, de manera que encabeza junto a Becerril la cifra de peticiones de ayuda social a su ayuntamiento de Guía, La Atalaya, el barrio con mayor población del municipio norteño, alimenta no obstante esperanzas de progreso a corto y medio plazo, si se cumplen los compromisos institucionales en cuanto a proyectos e inversiones. Su censo de población rebasa ligeramente los 2.300 habitantes, de los que unos 600 superan la edad de 60 años.

 

La estructura de sus viviendas, en su mayor parte autoconstruidas, y su configuración ascendente por la escarpada ladera de su montaña, transmiten la férrea voluntad y tenacidad de una gente dispuesta a vencer todo obstáculo para sobrevivir. “A lo largo de su historia ha sido un ejemplo de superación, un modelo de laboriosidad en casi todos los ámbitos, digno de emular”, reconoce el alcalde Pedro Rodríguez. Tiene a gala haber inaugurado durante su mandato una oficina municipal de Atención Ciudadana en el barrio. La oportunidad de la iniciativa es avalada por 1.650 actuaciones que registró en 2017.

No ha sido el único balance durante el periodo que ha liderado la Corporación Municipal el mismo regidor. Cita el Parque Urbano de El Bardo, primero de sus características de la Comarca Norte, con más de 9.000 metros cuadros, ubicado en un enclave que el alcalde Rodríguez considera de alto valor posicional, entre el futuro Mercado Agrícola Comarcal y la zona de expansión de La Atalaya, sirviendo de enlace incluso con el Casco de Guía.

“Continuaremos trabajando en esta política de desarrollo para que en los próximos años alcancemos la conexión urbana desde el Mercado Agrícola hasta el Lomo Guillén, fomentando con toda esta estrategia la movilidad entre la ciudad y La Atalaya”, promete el dirigente local.

En marcha está el Plan de Regeneración y Renovación urbana con una dotación de 6 millones de euros, compartida con Becerril. Incluye también obras de acondicionamiento de espacios libres, mejora de viviendas, entre las que se mencionan las 25 de carácter social, el reasfaltado de calles, acerados para hacerlas más accesibles, mejoras de la red abasto, y la canalización de aguas pluviales.

Sin embargo, la apuesta “estrella” de futuro inmediato por la que espera no solo La Atalaya, sino toda la zona, es el correspondiente al Mercado Agrícola Comarcal. La última fase de las obras para culminarlo, con una partida de 2,5 millones de euros aportados por el Cabildo de Gran Canaria, fue adjudicada semanas atrás.

“El Mercado se perfila como un ente dinamizador capaz de incentivar las políticas de desarrollo agrícola, con la prioridad de proteger a quienes trabajan la tierra, conocen y cuidan de nuestro paisaje, son nuestros agricultores y ganaderos”, destaca Pedro Rodríguez. Considera que no son menores otras expectativas de desarrollo para La Atalaya. Unas ya cerradas, como la ampliación de la residencia sociosanitaria Tarazona, con sesenta nuevas plazas, que sumarán a las treinta actuales, por un importe de siete millones de euros, y otras en estado embrionario, como la construcción de un Centro Cívico y otro Multifuncional, este último sobre la parcela del antiguo grupo escolar.

PERSONAJES DE LA ATALAYA CON PROYECCION

ÁNGEL TRUJILLO

La condición modesta de las generaciones anteriores de La Atalaya no ha sido impedimento para que alumbraran profesionales de éxito en su especialidad o ejemplo de ciudadanía. Ángel Trujillo Jorge, Brígida Mendoza, Juan José Díaz Benítez, Juan Díaz Santiago y su hijo Juan Andrés, son representativos de unos valores compartidos, sobresaliendo por su espíritu de trabajo y constancia en su trayectoria individual.

Ángel Trujillo Jorge fue el primero y único alcalde socialista del ayuntamiento de Guía en el periodo democrático. Aunque nacido en Gáldar, desde los diez años se estableció en La Atalaya con sus padres. Sobrino de Diego Trujillo, prestigioso profesor y alcalde de la ciudad de los Guanartemes durante la República, luego confinado en el campo de concentración de Gando por la Dictadura.

Maestro de profesión, desde junio de 1991 a marzo de 1993 gobernó el ayuntamiento guiense. Aunque el partido de Oscar Bautista había ganado las elecciones locales, una coalición del PSOE con el resto de las otras fuerzas políticas aupó a Ángel Trujillo a la alcaldía. Tenía entonces 45 años.

Durante su mandato colocó la primera piedra del Pabellón Deportivo cubierto, que recibiría el nombre de la paralímpica Beatriz Mendoza. Le correspondió también inaugurar la planta potabilizadora por ósmosis inversa de Roque Prieto, el Instituto de FP de Lomo Guillén, junto a Saavedra, entonces presidente del Gobierno regional. Y convirtió en una plaza, más local social, el antiguo cementerio de San Roque, después de trasladar los restos allí depositados al camposanto de La Atalaya. A su etapa pertenece igualmente la creación de la cancha deportiva de Becerril, la firma por vez primera de un convenio con funcionarios y personal municipal, así como la constitución de la Junta de Seguridad local, con el espaldarazo del delegado del Gobierno en Canarias, Anastasio Travieso.

Ángel Trujillo, que había completado su formación en el Instituto Laboral de Guía y en la Escuela de Magisterio de Las Palmas, dio muestras desde muy joven de sus condiciones de liderazgo ante de irrumpir en la política. Capitaneó un movimiento juvenil inédito en La Atalaya, al amparo de la red de teleclubs en los años 60, que revitalizó la actividad de su barrio con programas culturales, recreativos y deportivos. “Fue una experiencia genial, inolvidable, integrando a jóvenes de ambos sexos en un proyecto solidario de divulgación cultural, incluyendo representaciones teatrales y espectáculos musicales, como el Festival de Música del Norte, además de otros puramente lúdicos”, comenta hoy su protagonista, que aún conserva actas de las reuniones de aquel círculo juvenil, firmadas por quien ejercía de secretario, el conocido docente y poeta Isaac Oropez.

Sobrado siempre de inquietudes, Ángel Trujillo ejerció después la presidencia del CD Atalaya, logrando el ascenso a la Tercera División canaria, mientras su juvenil permanecía cuatro años en la División de Honor.

FORMACIÓN Y EXPERIENCIA HISPANO-FRANCESA DE BRÍGIDA MENDOZA

De La Atalaya de Guía salió también Brígida Mendoza Betancor, en la actualidad directora-médico Internacional del hospital Perpetuo Socorro. Fue consejera de Sanidad del Gobierno regional en la 8ª Legislatura en el Ejecutivo presidido por Paulino Rivero, desde julio de 2011 al mismo mes de 2016.

Con anterioridad había desempeñado responsabilidades de dirección en el Complejo Universitario Hospitalario Insular-Materno Infantil, que cuenta con 800 camas.

En cuanto a su formación, tras licenciarse en Medicina y Cirugía por la universidad de La Laguna, cabe reseñar su diplomatura en Medicina de Urgencias por la Facultad de Medicina Bordeaux y la capacitación en Medicina de Catástrofes que le reconoció la misma entidad universitaria francesa, además de su experiencia en comisión de Servicio en el Hospital Universitario Pellegrin de Burdeos. Habla francés e inglés.

JUAN ANDRÉS DIAZ, GERENTE EN LA COMPLUTENSE Y EDIL DE TRES CANTOS

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, Juan Andrés Díaz Guerra, nacido en La Atalaya en 1968, es hoy concejal de Ciudadanos en el ayuntamiento de Tres Cantos (Madrid), municipio con más de 44.000 habitantes, y gerente de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense. Fue profesor también de la Universidad Rey Juan Carlos.

Parece tener muy claro el objetivo de una política municipal, a partir de su experiencia en el ayuntamiento madrileño: “El desarrollo de la ciudad debe tener en cuenta a las personas y prever espacios donde poder compartir nuestro tiempo, con las nuevas necesidades, zonas que permitan trabajar, relajarse, practicar ejercicio, pasar tiempo con nuestros hijos, estar con nuestros mayores. Esos espacios deben surgir de un análisis de las demandas y un debate sobre las soluciones que nos ofrecen los técnicos. No podemos continuar construyendo parques y zonas de recreo que nadie vive y que nadie usa. Los usos residenciales, terciarios e industriales deben combinarse para permitir y conciliar ocio y descanso, actividad económica y actividades de voluntariado, deporte y actividades educativas y una mayor variedad de usos y tipologías”.

JUAN JOSÉ DÍAZ, VICEDECANO EN LA ULPGC

Natural de La Atalaya, Juan José Díaz Benitez, es licenciado y doctor en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y vicedecano de Organización Académica y Planificación Docente. Ha desarrollado interesantes líneas de investigación sobre las relaciones de España en el mundo contemporáneo y otra sobre Canarias en España y en el suistema internacional, con hincapié en el hecho diferencial, geopolítica atlántica y cuestiones de seguridad. Aspecto llamativo de su estudio es la no beligerancia española en la II Guerra Mundial, a través de la revalorización estratégica del Archipiélago Canario.

JUAN DIAZ SANTIAGO, LEYENDA DEPORTIVA

En la memoria de muchos perdura aún el recuerdo de una figura deportiva atalayense, reconocida por el ayuntamiento de Guía en la Gala del Deporte de 2014 con la distinción de “Leyenda Deportiva”, el futbolista Juan Díaz Santiago (1939-2011).

Empezó a destacar en los equipos juveniles del Guiense y Artemi, para dar el salto luego al Combinado Salamanca (filial de la UD Las Palmas), UD Guía, selección del Norte, Villamarín (filial del Real Betis) y Extremadura. Jugador polivalente, se adaptaba perfectamente a la demarcación de medio ofensivo y como punta atacante, sobresaliendo por su técnica y fondo físico. Su actuaciones con el Extremadura quedaron recogidas en algunas crónicas del “Marca” de la época, entonces el periódico más leído de España.

Contrajo matrimonio en La Atalaya con Tiva Guerra Álamo, con la que tuvo cuatro hijos: Inma, administrativa hoy en el Hospital General de Fuerteventura; Mandy, mecánica; Fran, conservador y restaurador de Arte; y Juan Andrés, licenciado en Ciencias Políticas y gerente en la Complutense, además de concejal en el ayuntamiento madrileño de Tres Cantos. Este último recordaba precisamente en unas declaraciones públicas recientes que su “posesión más preciada” son “unas postales que envió mi padre (Juan Díaz) a mi madre mientras hizo la mili”.

DESPEGUE ARTISTICO DE BRAULIO

Por último, en las páginas de la historia local de este barrio guiense ha quedado impresa también la II edición del Festival de la Canción del Norte, promovido en La Atalaya. Sirvió de pista de despegue artístico de Braulio en el año 1971, cuando el joven intérprete aún estaba realizando el servicio militar en la Armada. Lo ganó con rotundidad y la sintonía del público y jurado, con su tema “Mi amigo el pastor”, ante unos dos mil espectadores en el recinto futbolístico, un moderno estadio denominado “XXV años de Paz” por el ayuntamiento de entonces, con Franco todavía en el Pardo.

Su triunfo fue premiado con siete mil pesetas y le valió para iniciar conversaciones con la casa discográfica “Belter”, y hacer dos grabaciones a los pocos días para sendos programas de TVE, uno de ellos, “Mañana es noticia”, en Madrid, de alcance nacional.

“Nunca pensé que en este certamen se presentaran canciones inéditas tan extraordinarias. Estoy contentísimo y satisfecho de verdad”, confesó Braulio esa misma noche, según publicó luego LA PROVINCIA. También manifstaría su predilección por los temas sociales porque “van con mi carácter y con las cuestiones que más me preocupan”.

La canción ganadora evocaba al pastor grancanario de los altos de Guía, figura entrañable que aún no había desaparecido y que vive ajeno al mundo moderno que le rodea, explicó el mismo compositor.

——————————
(Texto publicado en LA PROVINCIA- Diario de Las Palmas el lunes 18 de junio de 2018)

185total visits,2visits today